Hormigón impreso, ¿cómo se aplica?

hormigon impreso

El primer lugar debemos saber qué es el hormigón impreso. Pues bien, se trata de una losa de hormigón, sin juntas, estampado por unos moldes que comúnmente suelen ser de neopreno. Estos moldes están disponibles imitando muchas formas; adoquines, piedra, baldosas e incluso madera.

Según el color del sedimento que se utilice, la losa quedará de un tono u otro. Es importante destacar que es un trabajo artesanal y, aunque parece fácil, es recomendable que lo ejecute un profesional en la materia.

¿Qué pasos hay que seguir para colocar el hormigón impreso?

En primer lugar, se debe limpiar la zona elegida y se empieza a replantear el terreno a través de un encofrado. A continuación, se extiende el hormigón con un máximo de 10 centímetros si es para el paso de peatones o 15 centímetros si la superficie va a contar con tránsito de vehículos.

El hormigón debe ser como mínimo H20, aunque lo ideal es que fuera H25. El terreno deberá estar bien compactado. A continuación, se coloca un plástico grueso o galga para evitar posibles transpiraciones del terreno.

Comienza la preparación, antes de echar el hormigón es recomendable colocar un mallazo a media altura. Según se vaya llenando de hormigón se deberá ir extendiendo a la vez que se reglea y se alisa la superficie con una llana de magnesio. El objetivo es abrir el poro del hormigón y sacar la mayor cantidad de aire y agua.

A continuación, se espolvorea una capa de rodadura con pigmentos del color escogido en toda la superficie. Deberás dejar al menos dos horas para que los pigmentos se empapen.

Una vez que se haya empapado, se deberá alisar con una llana hasta conseguir que el mortero se integre junto con el hormigón. Este paso se deberá repetir dos veces.

El desmoldeante se debe espolvorear sobre los moldes y seguidamente estamparlos en el hormigón. Existen moldes rígidos y moldes flexibles para un mejor acabado de la losa.

Pasadas alrededor de 72 horas se limpiará la superficie y se procederá a repasar las juntas de dilatación. El siguiente paso es la aplicación de la resina protectora. Para un mejor acabado, es recomendable extender este barniz una vez al año.

Dejar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies