Ladrillo o pladur… ¿cuál es la mejor opción para tus tabiques?

Gemmill-Built-with-Bricks

Estás replanteándote seriamente reformar tu casa, pero no sabes qué tipo de material es mejor para tus tabiques. No te preocupes, estamos seguros de que hoy vas a salir de dudas. ¿Quieres comprobarlo? Pues bien… ladrillo o pladur, ¿qué es mejor?

¿Cuántas veces has escuchado eso de las paredes de verdad? Seguro que bastantes y es que en nuestro país sigue estando muy extendido el uso del ladrillo pero las placas de cartón-yeso no tienen nada que envidiarle. Sí, las hemos denominado cartón-yeso y es que, aunque las conozcas por Pladur, lo más correcto es decir placas de cartón-yeso. Pero… ¿qué es el pladur y dónde viene el nombre?

El pladur como tal no es un producto, el nombre llegó al mercado gracias a uno de sus proveedores; Uralita. Si acortamos “Placas de Uralita”, ¿qué aparece? Pues sí, Pladur.  A esta tipología de tabique también se le conoce como PYL (placa de yeso laminado), Volcanita, Tablaroca, Durlock o Drywall.

Ventajas de la tabiquería de Pladur

  • Montaje: Se levantan los tabiques de forma rápida. Se atornillan a la estructura metálica formada, comúnmente, con canales y montantes, aunque se puede montar con maestras o perfilería de techo continuo, más conocidos como TC47 o TC60. Además, según vayamos montándolo veremos que no hace falta utilizar materiales con altos tiempos de secado como los cementos.

Las placas se ‘pegan’ entre sí mediante cinta y pasta de juntas. Aunque tener es aconsejable utilizar pasta de agarre para reparar algún posible roce, crear huecos para enchufes, etc.

  • Materiales ligeros: Por este motivo es uno de los productos que más se suelen utilizar en reformas puesto que su peso no afecta a las cargas de los forjados.
  • Acabados: Se puede pintar directamente una vez que la pasta de juntas esté seca. Además, no hace falta hacer rozas. Todas las instalaciones van entre las placas y la perfilería.
  • Resistencia y residuos: No se producirán pequeñas grietas por pequeños movimientos estructurales; este material es capaz de absorberlos. Cabe destacar que las placas se pueden modificar y utilizar ‘recortes’, por lo que el desperdicio de producto es mínimo.
  • Tipos de placas: Según el lugar donde quieras colocar este sistema, te recomendaremos implantar un tipo u otro. Los más comunes son de Placo (aunque se comercializan también bajo las marcas Pladur y Knauf) y se pueden clasificar en:
    • BA: son placas blancas con bordes afinados. Comúnmente se diferencian por ser las más básicas.
    • 4PRO: Es un tipo de placa blanca que se suele utilizar para techos. Cuenta con las cuatro esquinas refinadas para conseguir un mayor ahorro en tratamiento de juntas.
    • PPM o Hidrófugas: Se distinguen por el acabado verde del cartón y están indicadas para la instalación en cuartos húmedos; sótanos, cuartos de baño, etc.
    • PPF o Ignífugas: Se distinguen por su acabado en color rosa/rojo. Cuentan con una mayor resistencia al fuego y a las altas temperaturas.
    • PPH o Phonique: Es de color azulado. Está indicada para mejorar el aislamiento acústico, es resistente a impactos y cuenta con una mayor resistencia al fuego que una placa convencional.
    • Hábito: Es la placa que ofrece una máxima capacidad de carga y por ello su resistencia a impactos es muy alta. Además, está indicada para paredes que vayan a sujetar peso; radiadores, estanterías, muebles, etc.

Ventajas de la tabiquería de ladrillo

  • Material asequible: los ladrillos junto a la arena y al cemento son de los materiales de construcción que se pueden encontrar en el mercado.
  • Transporte: Debido a su peso y su tamaño, son fáciles de transportar e incluso de manipular hasta la situación de la obra/reforma en concreto.
  • Resistencia: gracias a su naturaleza, es capaz de soportar cargas y golpes.

Como hemos podido comprobar, son numerosas las ventajas de instalar placas de cartón-yeso frente al ladrillo, pero también hace falta mencionar algunas de las ‘leyendas’ que se escuchan sobre este tipo de aplicaciones.

Algunos usuarios piensan que en un sistema de placas no es recomendable cargar con peso y, cabe destacar, que siempre dependerá de la instalación. Como hemos visto, son muchas las placas que permiten cargas adicionales y es que si el cliente lo desea, se pueden instalar soportes metálicos de carga por ejemplo para los radiadores.

Otro de los mitos famosos es el tema del aislamiento acústico. Si a la hora de decidir llevar a cabo una reforma es fundamental el tema del aislamiento de ruidos, lo ideal sería una decantarnos por una placa Phonique e incluso añadir cualquier tipo de lana mineral o de roca específica para el aislamiento acústico. Algunas de las que funcionan muy bien son el modelo Alpharock 225 de Rockwool o Acoustic Base de Geno Pannel que además es 100% reciclable.

¿Qué elegirás para tu próxima reforma?

Dejar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies